Inversión en bolsa
Nueva

¿Qué son las Inversiones de Alto Rendimiento? 5 Consejos antes de invertir [Parte I]

>> ¿Qué son las Inversiones de Alto Rendimiento? ¿Por qué no paran de aparecer más y más productos de este tipo?

>> ¿Es posible ganar en Inversiones de Alto Rendimiento? ¿Qué necesitamos para tener éxito?

>> Finalmente analizamos 5 consejos muy útiles a la hora de invertir en este tipo productos.

Te puede interesar…

Comparativa de la mejor plataforma de arbitraje de criptmonedas btc

Introducción: la lógica de invertir

Trabaja para ganar dinero, ahorra parte de ese dinero, invierte ese dinero y espera a que ese dinero produzca más dinero. Y vuelve a empezar. Tiene sentido, ¿no? Usa tus ahorros para generar más dinero.

Pero ir del punto A al punto B no siempre es tan fácil si no tienes información y una serie de reglas claras. Cuando empecé a invertir no tardé mucho en comprender que necesitaba establecer una serie de reglas que me ayudaran a tomar mejores decisiones y, sobre todo, a no dejar que mis emociones las tomaran por mí.

Seguramente encontrarás una gran cantidad de reglas sobre cómo invertir mejor etc. YouTube y Medium son caldo de cultivo para miles de listas y enumeraciones sobre cómo invertir, etc. Pese a que este tipo de información está genial, creo que lo realmente necesitamos es un sistema, un algoritmo que nos ayude a tomar mejores decisiones.

Es por ese motivo que he titulado este apartado “la lógica de invertir”. La lógica es, básicamente, la búsqueda de la verdad, la razón, la claridad. Es la búsqueda de los argumentos y el sentido. Es, dicho de otra manera, el anhelo del ser humano por eliminar la contradicción y la incertidumbre de su vida.

Para quienes se dedican al mundo de la inversión, suele materializarse en una estrategia. Un sistema que nos permita ganar, pero sobre todo saber por qué ganamos. Necesitamos una serie de normas que, con disciplina, nos eleven a un nivel superior. Y eso sólo se consigue haciendo las preguntas correctas y, por ende, buscando las respuestas acertadas.

Invierte tiempo en sistematizar todos los aspectos de tu vida y tendrás tiempo para todo lo que te propongas.

En este post no vamos a inventar la rueda. No vamos a mencionar palabras como “reglas doradas”, “ideas para tener éxito” ni nada por el estilo. Simplemente vamos a enumerar una serie de reflexiones e hipótesis que tanto a nosotros como a aquellas personas que han hecho de la inversión su modus vivendi le han funcionado. Y las vamos a aplicar a las Inversiones de Alto Rendimiento, que son las que, sin duda, nos unen.

De ti depende que posteriormente las incluyas (o no) en tu sistema para tomar decisiones de inversión.

Vamos a por ello.

¿Qué son las Inversiones de Alto Rendimiento?

Pese a que un sistema o estrategia de inversión es necesario para cualquier tipo de sector en el que invirtamos, he querido centrar este post en las Inversiones de Alto Rendimiento. El motivo es sencillo: son las que llaman más la atención a los/as lectores/as de esto blog (al menos por ahora). Y, por ende, son a las que más tiempo estoy dedicando.

Empecemos por las definiciones. Cuando hablamos de Inversiones de Alto Rendimiento (IAR) es importante no confundirlas con los High Yield Investment Programs (HYIP) o Bitcoin HYIP. Estos son programas de inversión donde prometen pagar altos retornos, generalmente dependiendo de la cantidad que invirtamos, pero que casi siempre se sustentan en la nada (¿Ponzi?).

En este caso nos referimos a otros tipo de vehículos de inversión. Se trata de proyectos o compañías donde, por lo general, los beneficios provienen (o al menos eso dicen) del trading de cryptos, forex, acciones y bonos, apuestas deportivas, etc. Los pagos se producen horariamente, diariamente, semanalmente, etc. Las ratios diarias dependen del tipo de programa y pueden rondar del 0,5% a 5% (e incluso más). El denominador común es que los ingresos y retiros se suelen hacer en bitcoin (BTC) y/o otras criptomonedas comunes, como es el ethereum (ETH). También es común que haya una falta de regulación financiera «tradicional» y que el acceso a las compañías por parte de los clientes sea por recomendación (de clientes o clientes/agentes).

¿Es oro todo lo que reluce? Por supuesto, no.

Lo cierto es que la mayoría de estos programas son scams desde el inicio o bien acaban convirtiéndose en huidas con el dinero por parte del equipo gestor cuando la cosa se descontrola. Sin embargo, si buscamos bien, podemos encontrar buenas oportunidades o, mejor dicho, buenos momentos para invertir. Para ello vamos a ampliar la definición de lo que son las Inversiones de Alto Rendimiento.

Propongo definir las Inversiones de Alto Rendimiento como aquellos vehículos de inversión alternativos que pueden darnos una rentabilidad por encima de la media de mercado durante un tiempo determinado con independencia del cómo, el cuándo y el porqué se consigan tales rendimientos extraordinarios.

Evidentemente todo el mundo quiere encontrar algo así: obtener la máxima rentabilidad en el menor tiempo posible. Blanco y en botella, ¿no? El problema llega cuando nos hacemos la primera pregunta acertada: ¿Cuál es la probabilidad de éxito? Definiremos probabilidad de éxito como las opciones que tenemos primero de recuperar nuestro capital y luego de obtener ganancias.

Ahí es donde radica el quid de la cuestión. Si ya es difícil ganar consistentemente en los mercados financieros, en las inversiones de alto rendimiento aún lo es más. Se corren muchos más riesgos y, eventualmente, podemos perderlo todo si no gestionamos bien nuestro riesgo.

Sin embargo, hay un aspecto que es muy interesante: este tipo de inversiones tiene la capacidad de generar(te) rendimientos por encima de la media. Si los administras bien -y quiero incidir en que muchas veces administrar bien es simplemente no hacer nada- puede que realmente consigas hacer un cambio en tu vida.

¿Te gustaría recibir posts como este en cuanto los publiquemos? Únete a nuestro Canal de Telegram:

¿Entonces los buenos productos de alta rentabilidad están sólo reservados a los ricos y los profesionales?

Ciertamente, hace unos años, era muy complicado acceder a productos de inversión de alto riesgo sin tener un capital importante. Se trataba de empresas de gestión con grandes costes estructurales, regulatorios, etc. y cuyo acceso como inversores requería de tener una cantidad importante de capital para empezar.

Sin embargo, con la llegada de la revolución digital y, sobre todo, del bitcoin, el mercado se ha hecho más grande, más inclusivo. Pero inclusivo no siempre tiene porqué ser bueno. Un mayor acceso a productos y servicios viene tanto por el lado de la demanda como el de la oferta. Sin duda, el mayor peso de las tecnologías de la información, juntamente con la capacidad contable y autoregulatoria de las criptomonedas han facilitado el acceso para todo tipo de personas: honradas y sin escrúpulos, adineradas y con rentas bajas, etc. En definitiva: todo un nuevo mundo.

Esta mayor inclusión permite, entre otras cosas, la aparición de servicios de inversión, recompensas, trading, préstamos, etc. accesibles para todos los bolsillos, puesto que la automatización de la mayoría de procesos hace que el coste de lanzamiento y gestión de estos vehículos de inversión sea prácticamente negligible.

Y es ahí donde radica la principal virtud pero a la vez el talón de Aquiles de esta nueva economía: todo el mundo puede ser cliente de todo el mundo. Todo el mundo puede convertirse en proveedor de productos y servicios. Nos convertimos pues, en agentes autoreguladores, puesto que la governanza está más distribuida que nunca. Es decir, nosotros debemos marcar las reglas y límites del juego. Es nuestra responsabilidad, puesto que tenemos un gran poder (de decisión). Por ello tenemos que ser muy selectivos y actuar con mucha cautela: el peligro acecha más nunca, no porque haya más malas personas, sino porque ahora son somos más accesibles.

¿Existen a día de hoy buenas Inversiones de Alto Rendimiento?

Cualquier inversión puede ser buena o mala dependiendo del contexto.

En mi opinión, sí las hay. Sobre todo, si tenemos en cuenta el factor tiempo. ¿Y eso qué significa? Lo explicaré con un ejemplo.

¿Recuerdas la burbuja de las ICO (2017) cuando salía una ICO cada media hora? Hubo muchas personas que ganaron mucho dinero, otras muchas lo perdieron. ¿Cuál fue la diferencia? Para mí muy sencillo: las primeras entraron y salieron cuando debían hacerlo, las segundas no.

ICO Bitcoin

En un mundo desregulado, los reguladores somos nosotros. La desregulación es la cuna de las oportunidades, probablemente la manera más efectiva de cambiar el status quo. Pero todo cambio conlleva un upside y un downside. Ganadores y perdedores. Cautos e incautos. En un mundo hiperconectado (en todos los sentidos), no hay arriba sin abajo, subida sin bajada.

Creo que la ciberanarquía que plantearon los/las creadores/as de la blockchain está dando paso a un mundo de regulación laxa (al menos por el momento). Y es en este mundo donde podemos ser inversores, prestamistas e incluso eruditos (cada uno en su respectivo campo). Un nuevo mundo donde están las oportunidades más espectaculares y las singularidades estadísticas que pueden convertir al pobre en rico, y viceversa.

Pero tenemos que indagar mucho, sumarnos a las tendencias apropiadas. Y, sobre todo, protegernos y proteger a nuestros congéneres. Estamos en un mundo apasionante en el que aún queda mucho por explorar, por lo que la valentía y la generosidad recibirán su premio, estoy seguro.

¿Cómo empezar? 5 consejos a valorar antes de meter dinero en Inversiones de Alto Rendimiento [y en cualquier inversión]

Sí, ya sé que me he ido bastante por las ramas pero creo que la reflexión es necesaria.

Aunque en el próximo post desarrollaremos 10 normas/reflexiones que podemos hacer para afrontar las Inversiones de Alto Rendimiento, no quería despedir este post sin dar una pincelada de algunas de ellas.

Sin embargo, me gustaría matizar que éstas no son universales. Se trata de ideas que han ido surgiendo fruto de mi experiencia y, sobre todo, de conversaciones y lecturas de personas a las que considero inteligentes y admirables.

Este no es pues, un ‘pentálogo’ -con el permiso de los budistas, tomo prestada la palabra- universal, sino una serie de hipótesis que a un servidor le funcionan. Tomémoslas, pues, como punto de partida para crear los mejores sistemas de tomas de decisiones:

🚀 Las Inversiones de Alto Rendimiento son tan rentables que con poco dinero ya valen la pena.

Hay que pensar en términos de cartera global de inversión. Si con poco dinero ya consigues que tus ahorros crezcan un 5% este año, habrás ganado más que el 90% de la gente. Las Inversiones de Alto Rendimiento deberían formar parte de la cartera de mayor riesgo, es decir, aquella a la que le destinamos un capital más modesto. ¿Por qué? Pues porque el upside es muy interesante (gran rentabilidad) pero el downside es muy duro (podría producirse la pérdida total de nuestro dinero). Pensemos en términos globales y estaremos preparados para todo.


Aquí la máxima de “dispara primero y pregunta después” no juega a nuestro favor. Investiga antes de invertir, no después.

Muchas personas invierten por recomendación sin saber muy bien dónde se meten y después de meter dinero empiezan a investigar para entender donde se han metido. Craso error, en mi opinión. Investigar con nuestro dinero invertido o bloqueado no va a hacer más que fomentar nuestros sesgos cognitivos. Si crees que has hecho una buena inversión, buscarás razones para quedarte; si crees lo contrario, desconfiarás de todo y de todos. Por el contrario, si investigas antes y luego tomas una decisión consciente e informada, habrás puesto la balanza a tu favor.


🤖 No inviertas por emociones, racionaliza todo el proceso.

Desde el primer minuto en el que te enteras de una oportunidad de inversión, hasta el momento en el que te retiras, todo debería formar parte de un plan racional. Las emociones mal gestionadas son tu peores enemigas. La euforia y el miedo van a formar parte de todo el proceso y vas a tener que convivir con ellas. Cuando aparezcan, que lo harán, no tomes decisiones: simplemente haz otras cosas y, sobre todo, sigue tu plan.


Invierte en aquello que entiendas y que aporte valor.

Las personas que lo pasan peor son aquellas que no entienden donde están. Una persona desubicada tendrá más opciones de “pasar un mal rato” que otra que entiende dónde está. Estudia todo lo que puedas sobre el sector donde estás invirtiendo, la propuesta de valor, etc. Si ves que realmente no aporta nada más allá de unos bonitos rendimientos, entonces no es inversión, sino juego. A partir de ahí tú eliges si entrar o no.


💼 Procura estar lo más cerca de la fuente de información, pero no te encariñes demasiado.

Es muy importante que tengas la máxima información posible y que, además, sea lo más cercana a la fuente posible. Por ejemplo, si hay MLM, procura que tu upline te dé la información más actualizada que pueda. Sin embargo, más allá de eso, intenta no creerte todo lo que te digan: es totalmente necesario que te crees tu propia opinión y contrastes la información en la medida de lo posible.

Estas son solo algunas de las cosas que podemos hacer para mejorar las condiciones en las que entramos en Inversiones de Alto Rendimiento.

En el próximo post, las analizaremos con detalle y daremos otras ideas que nos han funcionado para invertir en este tipo de inversión.

Si quieres compartir alguna otra idea, no dudes en dejar un comentario. Seguro que es útil para todos.

WeHolders tiene posiciones de inversión en algunas de las plataformas, brókers, productos y servicios que aparecen en esta web. Sin embargo, no tiene ningún otro vínculo comercial ni de ningún otro tipo con dichas entidades. La información aquí ofrecida se expone a título meramente informativo y no constituye ninguna recomendación de inversión. Si por iniciativa propia decides invertir, recuerda nunca invertir aquel dinero que no te puedes permitir perder.

    ¿Más info? Contacta con nosotros



    Acepto las condiciones de privacidad y LOPD de weholders.com

    Etiquetas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba
    Cerrar