Lifestyle y mindset
Nueva

Piensa 10 minutos al día y cambiarás tu vida: 3 ideas para buscar oportunidades

Tenía ciertas dudas acerca de cómo titular este post ya que no quería que sonara al típico post de “encuentra oportunidades para ser rico/a”, ni tampoco quiero que suene a manual de autoayuda en plan «cómo cambiar tu vida en 10 cómodos pasos».

Pero realmente hay cosas que el poder de cambiarlas recae en nuestras manos.

Antes de seguir leyendo, imagina tu “yo” de hace 10-20 años respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Pagarías por ver la tele?

¿Dejarías que un desconocido viviera en tu casa por unos días?

¿Te montarías tú los muebles?

Como ves, las preguntas son bastante triviales, cosas que podemos vivir en nuestro día a día. ¿Crees que las respuestas de entonces hubieran sido las mismas que ahora?

Probablemente no.

Dónde invertir mi dinero en 2020 ideas en bolsa, fondos de inversión y oro

Las preguntas de siempre pero con respuestas diferentes

Comentaba Paul Rulkens en una exposición de TEDxMaastrich una anécdota sobre Albert Einstein que ilustraba muy bien cómo somos seres en constante evolución en un mundo que, en esencia no cambia tanto. Paso a contarla:

Cuentan que una vez estaba Albert Einstein caminando por el campus de la universidad donde impartía clases con su asistente y éste le preguntó:

– Dr. Einstein, me acabo de dar cuenta que el examen que les hemos hecho a los alumnos es exactamente el mismo que les hicimos el año pasado, ¿es posible?

– Sí, así es. Respondió Einstein.

– Pero Dr. Einstein, ¿cómo puede haber hecho eso? Le preguntó su ayudante.

– Bueno…las respuestas han cambiado.

Las respuestas eran distintas. Las preguntas las mismas. Las deducciones que les habían llevado a una solución habían cambiado de un año para otro.

En definitiva: las preguntas pueden ser las mismas de siempre, pero las respuestas son distintas. O, dicho de otra manera, las respuestas que antes nos funcionaban ahora no lo hacen, por lo que tenemos que seguir trabajando para conseguir responder a lo que nos interesa.

Lo que nos interesa puede ser muy variado, pero básicamente dependerá de nuestro nivel de satisfacción con nuestra vida. Si vivimos cómodamente, podemos interesarnos por cosas banales o bien ponernos grandes retos que estimulen nuestra comodidad. Por lo general estos focos de interés son cíclicos, acrecentándose hacia una dirección hasta que estamos satisfechos y empezamos a ir hacia otra dirección.

Si nos fijamos a nuestro alrededor, todos los sistemas complejos se pueden representar como ciclos. Entendemos los ciclos como una serie de fases o estados por las que pasa un acontecimiento o fenómeno y que se suceden en el mismo orden hasta llegar a una fase o estado a partir de los cuales vuelven a repetirse en el mismo orden. En definitiva: experimentar algo que se puede explicar en un orden y magnitud parecidos cada X tiempo. Por ejemplo, tenemos el ciclo del agua; el ciclo menstrual; también el ciclo solar o el ciclo biológico; el ciclo de las estaciones así como el ciclo de las empresas o los ciclos fisiológicos; etc. Y, por supuesto, no se escapa el ciclo económico.

Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.

Nikola Tesla

Es decir, lo que probablemente Nikola Tesla nos estuviera diciendo aquí es que pensáramos en que para entender el universo podríamos representarlo en un papel en el que hubiera la magnitud que estudiamos (por ejemplo: la cantidad de lluvia por metro cuadrado) en una serie temporal (un año, una década, etc.). Luego, los más probable que veríamos es que las distintas magnitudes y tiempos se combinarían para formar ciclos, es decir, cambios recurrentes siguiendo un proceso determinado.

Pero, ¿cómo lo aplicamos a nuestra vida diaria? Mejor dicho, ¿en qué nos beneficia esta forma de ver el universo en nuestra vida diaria?

Para dar respuesta a esta pregunta tenemos que incorporar un concepto sobre el que últimamente se está hablando mucho: las crisis.

Las crisis y su relación con los ciclos

Si asumimos que prácticamente todos los sucesos y comportamientos que describen el universo se pueden explicar como ciclos, ¿cómo encajan las crisis en estos ciclos? Definamos las crisis antes que nada.

Si una persona pudiera hablar de tú a tú con el universo para saber qué puede cambiar en su vida para mejorarla, el universo le pondría una crisis delante para que lo descubriera.

Sin duda, desde el punto de vista humano, las crisis son el mecanismo que tiene el universo de avisarnos de aquellas cosas a las que no prestamos la suficiente atención. Dicho de otra manera: las crisis son aquellos sucesos que nos avisan de aquellas cosas que estamos descuidando. Pueden ser crisis de salud, crisis profesionales o crisis económicas (personales o generalizadas).

En cualquier caso, las crisis, por definición, vienen producidas por cambios que distorsionan la forma en que vivíamos anteriormente. Estos cambios suelen deberse a ciclos que están a nuestro alrededor y que van a suceder independientemente de cómo nos sintamos puesto que estos ciclos definen la dinámica en cuestión.

Por poner un ejemplo, a mí me puede gustar muy poco el frío, pero sé que en enero cuando salga de la oficina a las tantas de la noche el frío me va a dar en toda la cara. ¿Qué hago? Procuro abrigarme.

En ese sentido, lo que determina la magnitud de las crisis es nuestra respuesta a las mismas. Si estamos preparados, las crisis pueden vivirse como la oportunidad de nuestras vidas (o simplemente no afectarnos). En caso contrario, pueden ser nuestra peor pesadilla.

Las crisis socioeconómicas ocurren porque la mayoría de personas llevan mucho tiempo haciendo lo mismo en piloto automático

Da igual el sector, el momento, o los protagonistas: todas las crisis suceden porque llevamos mucho tiempo haciendo algo en piloto automático, sin pensar. Es decir, dando por hecho que las cosas estaban bien cuando en realidad no lo estaban.

Desde un punto de vista social -e incluso antropológico- el ser humano es un ser social, por lo que estamos muy supeditados a imitar lo que hace la mayoría. Los estándares, normas, reglas e ideas preconcebidas que definen nuestra sociedad provocan que actuemos y pensemos de forma similar a nuestros coetáneos. Es algo normal. Todos tendemos que hacer lo que se supone que tenemos que hacer mientras pertenezcamos a la sociedad.

Por poner un caso actual de idea preconcebida repetida hasta la saciedad cual eslogan político ha sido el siguiente: “España tiene el mejor sistema sanitario del mundo”. Se trata de una idea que se ha repetido como un mantra pero que tal y como apunta este artículo de Univadis durante la crisis del coronavirus la actuación del sistema sanitario -que no de los sanitarios- ha distado de ser sobresaliente (si la comparamos con otros países). Nos gustaría matizar que a nuestro modo de ver tenemos una gran sanidad, pero ciertamente cuando esta crisis se calme se tendría que hacer balance de lo sucedido. En definitiva: pensar y solucionar el problema (si lo hay).


Ahora sí, ahí van los 3 consejos para vivir las crisis como una oportunidad.

Haz lo que quieras, pero con personalidad

¿Te has preguntado por qué se les llama personalidades a las personas que han tenido éxito en su vida?

Más allá de la propia acepción de la palabra, lo cierto es que un rasgo distintivo de las personas que han despuntado en un ámbito de la vida destacan por aprovechar aquellas diferencias individuales que las definen a su favor.

Sea por el motivo que sea, si estudias sus vidas siempre aparece un momento en el que estas personas se salieron de la norma aprovechando algún rasgo distintivo suyo. Y no me refiero a tener una gran inteligencia, rapidez o riqueza; me refiero al hecho de que en algún momento de su vida tuvieron la oportunidad de hacer algo diferente y lo hicieron.

Seguro que alguna vez has sentido que si hubieras actuado diferente cuando te pasó una cosa tu vida habría cambiado. Esos son los momentos a los que nos referimos.

🙌 Consejo 1: Toma un camino diferente al de la mayoría. Puede que no sepas hacia dónde ir exactamente, pero si hay algo que te llame la atención y represente una oportunidad estudia la manera de hacerla. No se trata de hacer las cosas sin pensar, sino de no pensárselo demasiado. Planifica >> Actúa >> Evalúa >> Replanifica >> Actúa…

¿Te gustaría recibir posts como este en cuanto los publiquemos? Únete a nuestro Canal de Telegram:

Busca recompensas asimétricas: el primer paso al éxito

¿Cómo encontrar las mejores oportunidades?

Como suele ocurrir, la vida no viene con un manual de instrucciones completo y en el caso de las oportunidades esto no iba a ser diferente. Pero podemos tener algún método para encontrar las mejores oportunidades.

En inversión, las operaciones que son más rentables son aquellas que aprovechan el primer signo de cambio de tendencia para hacerlas. Por lo general, estas operaciones se hacen yendo en contra de lo que -hasta el momento- era la tendencia dominante y, por ende, la tendencia que por lógica debería continuar.

Por supuesto este tipo de operaciones a contratendencia suelen ser las más arriesgadas. Requieren pensar. Prestar atención. Y tener resolución, pues muchas veces puede haber errores hasta que se consigue hacer la buena. Sin embargo, si consigues hacer bien una de ellas, la recompensa suele ser muy superior a la media.

Esta es la forma como se han forjado las grandes fortunas e historias. Una o varias personas decidieron pensar y ver/hacer las cosas diferentes.

Lo que te propongo aquí es que intentes descubrir qué nuevos enfoques a algo que lleva mucho tiempo igual puedes hacer para sacar provecho. No hace falta que se trate de hacer operaciones de inversión, puedes introducir cambios en tu vida personal o profesional.

Aquí la cuestión es detectar tendencias que llevan mucho tiempo sin cambiar y enfocarlas de un modo diferente (generalmente contrario). Para una persona que tiene una dieta muy poco saludable la recompensa por comer bien es enorme. ¿Y qué me dices de ahorrar? Si eres capaz de disfrutar de tu vida ahorrando el 10% de tus ingresos, imagina todo lo que podrías conseguir si ahorraras el 20%.

🚀 Consejo 2: te proponemos que empieces por trabajar en cosas pequeñas y luego vayas ampliando tus proyectos. De esta manera irás acostumbrándote a estar atento/a a lo que sucede a tu alrededor e integrar los cambios (planificados) en tu vida diaria. Verás como a medida que consigues resultados te coge el gusanito y empiezas a introducir más cambios en tu vida, ahorro, profesión, etc.


El método: de Romper la Caja

Sonará a manido el tema del “piensa fuera de la caja” pero vamos a usarlo para hacer un ejercicio.

La idea consiste en que cualquier problema o ítem de nuestras vidas que queramos cambiar/mejorar puede definirse por cuatro cosas que impiden el cambio. Estos cuatro ítems pueden representar como una caja (4 paredes) que impiden que el cambio se produzca.

El método de Romper la Caja consiste en encontrar aquellos cuatro aspectos que impiden que realicemos el cambio que queremos y que nos centremos en eliminar uno de ellos. El motivo de eliminar uno de ellos es porque a menudo es difícil centrarse en varios problemas a la vez. Además, como todo en la vida está interconectado, puede que si cambiamos uno de esos cuatro aspectos nuestro problema se solucione aunque todo lo demás siga igual.

Para probarlo, te proponemos que hagas el siguiente ejercicio:

  1. Dibuja una caja con forma cuadrada.
  2. En el centro, pon aquello que te gustaría hacer/cambiar.
  3. Luego, en cada uno de los lados, escribe aquellas cosas que te limitan para conseguirlo. En total deberían ser cuatro. Si te es imposible, puedes dibujar un triángulo y sólo poner tres.
  4. Analiza cada uno de esas cosas que te impiden conseguirlo en términos de dificultad. ¿Cuál de ellas crees que es más difícil cambiar? ¿Cuál sería más fácil?

Una vez hagas el ejercicio te sugiero que apliques el sistema de trabajar en el camino de menor resistencia. Este tipo de análisis lo realizo todo el día en el trading. ¿Qué tipo de operación tiene menos resistencia para convertirse en ganadora?

A continuación pongo un ejemplo de cómo utilizar el método de Romper la Caja que está basado en los problemas asociados a las innovaciones tecnológicas.

Pensar diferente para tener éxito en la vida
PASO 1: Pensar en el problema y que barreras hay que impidan solucionarlo.
Cambiar la forma de ver las cosas para tener oportunidades de inversión
PASO 2: Pensar y eliminar la barrera que suponga menos esfuerzo o dependa más de ti.
Think out of the box Ideas de Negocio
PASO 3: Una vez eliminada la barrera, analizar nuevamente el estado del problema.

Aquí la idea es tener éxito con nuestro propósito, así que haremos el análisis de resistencia al cambio y escribiremos un plan para trabajar en ello. Esta teoría se basa en el concepto de que los pequeños cambios/actos apenas perceptibles son los que producen los cambios más espectaculares a largo plazo. De hecho, los cambios evolutivos en las especies se producen de forma casi imperceptibles pero una vez se producen, son prácticamente irreversibles.


Convéncete de que el cambio consciente te llevará hacia una vida mejor

Tener pocas respuestas para muchas preguntas me parece una de las condiciones necesarias para continuar escribiendo.

Joan-Lluís Lluís (1963)

Todos somos un poco reticentes al cambio. Lo llevamos codificado en nuestro ser debido a que el proceso de cambio suele requerir conocernos mejor y eso, a veces, es complicado.

Resulta más cómodo vivir en modo piloto automático. Y no es que sea algo malo, simplemente puede ser que el hecho de vivir sin plantearnos hacia dónde vamos nos puede dejar más indefensos al devenir de la vida.

Tal y como apunta Awodeji Awosika “El avatar de persona media de la sociedad está en baja forma (física e intelectual), suele pasar poco o ningún tiempo en una actividad enriquecedora, se engancha a actividades que incrementan el cortisol y reducen la atención, no piensa en sí mismo/a y sufre de una gran cantidad de complejos y problemas psicológicos y físicos”.

Y lo peor de todo es que solemos culpar a aspectos externos, pero la verdad es que la solución solo vendrá de nosotros mismos. Volviendo a Awodeji Awosika, “Estos días [actualidad], simplemente tomando la responsabilidad sobre ti mismo es un valiente acto de desafío. No lo dudes, hay una guerra de espíritu, especialmente ahora. Algunos ya están muy perdidos, pero tú aún puedes escoger el lado correcto. Aléjate del ruido. Deja de escuchar los mensajes de autocomplacencia y victimismo. Empieza a creer en ti”.

Consejo 3: Si crees que tienes una crisis delante, sea del tipo que sea, tómatela como la oportunidad para hacer un cambio en tu vida. Pensando, pero no demasiado. Actuando, analizando y aprendiendo. Y, sobre todo, analiza qué hábitos y decisiones que haces en tu vida diaria pueden ser un impedimento para conseguir esa oportunidad. Luego trabaja para eliminarlos.

Nadie sabe cómo va a salir. Y eso, sin duda, es lo más interesante.

La información de este post ha sido realizada con fines exclusivamente informativos y no constituye consejo alguno de inversión. Se desaconseja la utilización directa de los datos aquí aportados para tomar decisiones de inversión. Invertir conlleva riesgos, hágalo siempre con la asesoría de un profesional.

¿Más info? Contacta con nosotros



Acepto las condiciones de privacidad y LOPD de weholders.com

>> Créditos imagen de cabecera (adaptación de imagen de LifeHackSanMiguel).

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar