Inversión en bolsaLifestyle y mindset
Nueva

Lanzamos MDTAcademy: la academia de trading e inversión diseñada para la nueva era

>> Descubrirás los motivos que nos han llevado a crear MDTAcademy online.

>> Aprenderás el concepto del síndrome de Estocolmo Bancario y cómo evitarlo.

>> Finalmente, te comparto la mejor estrategia para duplicar o triplicar tus ingresos [y ya te avanzamos que no es la típica estrategia de trading]

La estrategia barbell de nassim taleb

Introducción

A pesar de que suelo decirlo en prácticamente todos mis posts (básicamente porque principalmente lo que escribo refleja mis opiniones), debo decir que este post es sumamente personal. No tanto por la temática, sino por lo que significa para mí desarrollar MDTAcademy.

Vaya por delante el disclaimer: soy socio de MDTAcademy. Así que, probablemente, puede que haya cierto sesgo en mis opiniones, aunque he intentado que éste se reduzca al mínimo. También soy trader e inversor en activo, de forma que escribiré sobre algo que me apasiona y que podría ser que al lector no le interese lo más mínimo.

MDTAcademy Academia Trading e Inversion

Dicho esto, mi propuesta, si decides aceptarla, es hablarte de las motivaciones personales que me lleva a creer que MDTAcademy es un proyecto no sólo viable (lleva casi 5 años en funcionamiento) sino también totalmente alineado con la coyuntura económica y social actuales.

Terminado este pequeño prólogo-disclaimer, paso a ofrecer cinco puntos de vista por los que la educación financiera -y, por ende, la propuesta de MDTAcademy- tienen sentido más allá de que en internet afloren gurúes y másteres en materia financiera por doquier.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día. Enséñale a pescar y lo alimentarás toda la vida. Proverbio chino.

En los últimos diez años hemos sido testigos de la aparición de aplicaciones, empresas y tecnologías que han cambiado las reglas en diversos sectores, incluido el sector financiero. La tecnología financiera, conocida por su denominación en inglés fintech, permite el acceso a mercados e instrumentos financieros desde nuestro móvil. Sentados en el sofá de casa, somos capaces de interactuar en el mercado de futuros del cobre, hacer un corto al rand sudafricano o comprar la última crypto-defi del momento.

Debo decir que estoy encantado de que las personas tengamos este poder. Si hay algo que jamás he llevado bien ha sido la autoridad. Desde que me salió el primer vello facial –y casi el último, pues soy más bien tirando a barbilampiño- he buscado la forma de avanzar en la vida teniendo que aceptar las mínimas órdenes posibles.

Creo que ese ha sido siempre el punto de partida de mi relación con el trading y la inversión: la libertad de tomar mis propias decisiones. Pero, como dijo tío Ben a Spiderman: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Si estás aquí es porque, muy probablemente, te estés desenganchando de lo que se conoce como el Síndrome de Estocolmo Bancario.

El síndrome de Estocolmo Bancario

El síndrome de Estocolmo es un término utilizado para describir una experiencia psicológica paradójica en la cual se desarrolla un vínculo afectivo entre los rehenes y sus captores. Principalmente de debe a que malinterpretan la ausencia de violencia como un acto de humanidad por parte del agresor.

Salvando las distancias, en el caso del síndrome de Estocolmo Bancario el captor sería la entidad financiera de toda la vida y los rehenes sus clientes. Por lo general, no hemos percibido ningún tipo de agresión por su parte, pero sí que hay una clara posición dominante por parte del banco. Y las personas están empezando a darse cuenta de que hay vida más allá del banco.

La gente está empezando a abrir los ojos y a acceder a una información que hasta ahora quizás ha permanecido oculta o, como mínimo, no tan evidente. Están empezando a recibir inputs sobre gestionar su propio capital, invertir en otro tipo de productos, las criptomonedas, etc. Todo un nuevo flujo de información literalmente al alcance de la mano.

Si estás en este blog o en cualquiera de los canales que suelo frecuentar es porque muy probablemente hayas llegado a la misma conclusión que yo: manejar tu dinero no es algo imposible, simplemente requiere aprender y poner en práctica lo aprendido. Y darse cuenta de eso es, en mi opinión, el paso más importante. Sin embargo, la pregunta que viene después es: ¿y de dónde saco la información que necesito para aprender a gestionar mis finanzas? Hoy queremos hablar sobre la academia de inversión MDTAcademy, de la que tengo el honor de ser socio y mediante la cual quiero culminar mi proyecto formativo en materia de educación financiera.

La historia del cirujano que no quería pasar por la facultad

En el mundo del trading y la inversión suceden cosas difíciles de ver en otros sectores. Muchas personas esperan convertirse en inversores/as de éxito sin apenas pasar por un mínimo periodo de aprendizaje.

A menudo se dejan llevar por las típicas ‘historias pelotazo’, es decir, la siempre oportuna historia del conocido de un conocido que gana 10.000 $ al mes invirtiendo en el DAX30 desde su casa. Aunque parezca mentira -otro día hablaremos de los sesgos cognitivos y cómo nos afectan en nuestras inversiones- muchas personas deciden probar suerte en el mundo de la inversión a corto plazo, también conocida como trading intradía, scalping, etc. creyendo que podrán batir al mercado simplemente por haber visto algunos vídeos en YouTube.

Y, sin pensárselo, se abren cuentas en el primer bróker que encuentran, es decir, uno de aquellos brókeres diseñados específicamente para atraer a estos inversores novel que pagan grandes cantidades a Google o Facebook para aparecer en todos los anuncios posibles. Lo tienen todo: una página web espectacular, fotos y colores que llaman la atención, esponsorizan equipos de fútbol y, sobre todo, son tan buena gente que se olvidan hasta de cobrar las comisiones. No tengo ningún problema con estos brókeres, pero si realmente quieres saber qué tipo de brókers son los que más te pueden interesar, te recomiendo que veas las 6 primeras clases del máster Discovering Market Dynamics.

Resulta curioso como las personas nos movemos por emociones, sobre todo cuando éstas tienen que ver con el dinero. Lo veo a menudo: personas que pasan de tener un depósito bancario y de repente quieren dejar el trabajo para dedicarse al trading. Debo confesar que yo fui una de esas personas, tuve la “mala suerte” de empezar en el trading ganando durante el mercado alcista de las cryptos de 2017 y, literalmente, lo dejé todo. Otro día compartiré mi historia personal con el trading, pero digamos que tuve la suerte de caer en el lugar adecuado para aprender lo que tenía que aprender: MDTAcademy.

Sé lo que pensarás: “ya me vienen a contar la historia de siempre”. Pero si es la historia de siempre es porque tiene que serlo: hace falta perderte para darte cuenta de que necesitas aprender. Y, en mi opinión, aprender de otras personas con más conocimientos y experiencia que tú es la forma más rápida de llegar a donde quieres llegar.

Trading, inversión y ahorro: las bases para una correcta gestión del riesgo

Una de las cosas en la que tratamos de incidir mucho en la academia es en la diferencia entre trading, inversión, ahorro y gasto. Parece una obviedad, pero la mayoría de personas no tienen clara cómo diferenciar estos términos y acaban usando un dinero que necesitan para meterlo en lugares que conllevan un riesgo altísimo. Vamos a lanzar unas definiciones rápidas:

📉 Gasto

El gasto es aquel capital que necesitas para vivir en tu día a día, independientemente de su objetivo. Cualquier dinero que vaya a otra cosa que no sea un activo que genere un retorno es un gasto. En una economía todas las personas tenemos gastos, eso es normal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la magnitud de los gastos con respecto a nuestros ingresos determinará la cantidad de dinero que podremos asignar a ahorro e inversión.

💶 Ahorro

El ahorro representa aquel capital que las personas deciden no destinar hoy a su consumo (deciden no gastar). Se trata de un capital que se reserva en activos lo más alejados del riesgo posible para destinarlos a una posible necesidad o contingencia futura.

Dicho de otra manera: el ahorro no se gasta ni se invierte.

📈 Inversión

Por el contrario, la inversión es aquel capital que no se gasta ni se guarda, sino que se decide asignar a activos con más o menos riesgo con el objetivo de obtener un flujo de caja futuro. Es decir, se invierte con el objetivo de que pasado un tiempo obtengamos un incremento de nuestro capital invertido.

El concepto de inversión es realmente amplio, pero tiene como denominador común el hecho de que suele hacerse mediante activos con una mayor tasa de riesgo/beneficio en comparación con el capital destinado a ahorro.

📆 📆 Trading

El trading es un tipo específico de inversión basado en la compraventa de activos mediante la que se pretende obtener una plusvalía cuando se termina la operación.

Se trata de un tipo de inversión especulativa que, por lo general, se suele hacer mediante operaciones a corto o medio plazo. Además, debido a que se utilizan instrumentos derivados o con apalancamiento, como pueden ser los futuros, los CFDs o el Forex, entre otros. Aunque no siempre es necesario utilizar el apalancamiento en el trading (como es el caso de los exchanges de criptomonedas donde podemos hacer operaciones spot sin apalancamiento), lo cierto es que la mayoría de traders suelen recurrir al apalancamiento para a) Aumentar su exposición al mercado b) Disminuir el tiempo de espera entre operaciones debido, precisamente, a la mayor exposición.

Dicho de otra manera, el trading aumenta los riesgos derivados de la volatilidad, sobre todo debido al uso de instrumentos apalancados y estrategias a corto plazo.

Resulta de suma importancia entender bien estos conceptos a la hora de asignar el capital con el que queremos hacer cada cosa. Por ejemplo, una cartera 25-65-10 puede ayudarnos a hacer una asignación correcta de nuestro capital, debido a que:

  • Destinamos el 25% de nuestro capital al ahorro.
  • Invertimos el 65% de nuestro capital en productos de diversos tipos de riesgo.
  • Apalancamos el 10% de nuestro capital mediante el trading.

Esta asignación de capital que puede parecer de lo más básica -y que, por supuesto, requiere de un estudio pormenorizado de las necesidades personales- resulta de lo más potente cuando se combina con la regla del 5%.

La regla del 3+2%: invierte en ti cada año

Según datos del Banco Mundial, el gasto público anual medio de los países de la zona euro ha sido aproximadamente de entre un 4-5% del PIB.

Por lo general, esta inversión que los estados hacen la ciudadanía objetivo de la misma es la más joven y disminuye paulatinamente conforme las personas se hacen mayores. Es algo razonable, el momento en el que se ha de apostar más por la educación son las primeras etapas de vida, pero, ¿qué pasa después? ¿Ya no es necesario seguir aprendiendo?

En mi opinión, aprender es algo que debemos hacer toda la vida. Lo que pasa es que a menudo dedicamos el dinero que podría costarnos la educación en otras cosas puesto que no tenemos el hábito de asignar una parte de nuestro presupuesto a nuestra educación.

Gasto Público Educación Zona Euro Banco Mundial

Por ese motivo te propongo que apliques la regla del 3-2%. Cuando hagas balance y calcules tu presupuesto para el siguiente año, asigna el 3% del mismo a pagar por educación (cursos, formaciones, etc.) y el 2% a leer (libros, revistas especializadas, etc.). De esta manera, estarás asignando de forma automática un presupuesto para invertir en ti y sólo en ti.

Parece una tontería, pero si logras hacer esto año tras año el potencial es increíble: inviertes el 5% de lo que generas otra vez en ti, en mejorar. ¿Quieres saber la fórmula que puede hacer que dupliques o tripliques tus ingresos? No se trata de un bot de trading o una estrategia milagrosa, la receta es muy sencilla: invierte en ti, paga por formación. De esta forma te estarás apalancando en el conocimiento de otras personas, sin duda el activo más valioso que puede tener el ser humano juntamente con el tiempo y la salud.

Conclusiones: ¿por qué MDTAcademy?

Porque necesitamos mejorar nuestra educación financiera para poder sobrevivir en este nuevo entorno económico.

Y lo digo sin temor a equivocarme: la autogestión en finanzas personales es una tendencia que ha llegado para quedarse. Conforme las tasas de interés y el valor del dinero vayan disminuyendo, habrá un incremento en la búsqueda de productos y estrategias alternativas que busquen vencer, como mínimo, a la inflación. O, aún peor, a un escenario deflacionario, el cual es aún más difícil de vencer.

Será necesario, buscar en otros sitios además de nuestro banco. Las nuevas tendencias tecnológicas están dando paso a nuevos actores dentro de la escena de la gestión y autogestión financiera. En un mundo cada vez más conectado, hipersincronizado y con una peor distribución de la riqueza, las personas tendremos que ser muy activas a nivel financiero para que no se coman nuestro capital a bocados mientras dormimos.

Y para ello será necesario que mejoremos nuestros conocimientos en materia de finanzas personales. Las viejas recetas sirven, pero toca aliñarlas con lo nuevo: criptomonedas, Forex, ETFs, crowdfunding, etc. Pero antes será imprescindible formarse y aprender, ni que sea para que cuando alguien nos diga que un producto es maravilloso, podamos realmente saber qué no nos está contando.

Ese es el leitmotiv de la academia de inversión MDTAcademy: desarrollar la formación necesaria para la próxima generación de inversores/as.

Y eso, para un servidor, es un verdadero honor.

>> Si quieres te interesa el tema de la inversión y el trading, te recomiendo que visites MDTA y que hagas las 6 primeras clases del Máster DMD, enfocado en el análisis del precio para tomar decisiones de inversión:

Entre otras cosas, aprenderás qué tipo de brókeres son los más recomendables y cómo funcionan las distintas órdenes para operar. Con esta información y un buen sistema de análisis y gestión del riesgo, habrás dado un gran paso hacia el control de tus finanzas personales.

DISCLAIMER

WeHolders tiene posiciones de inversión en algunas de las plataformas, brókers, productos y servicios que aparecen en esta web. Sin embargo, no tiene ningún otro vínculo comercial ni de ningún otro tipo con dichas entidades. La información aquí ofrecida se expone a título meramente informativo y no constituye ninguna recomendación de inversión. Si por iniciativa propia decides invertir, recuerda nunca invertir aquel dinero que no te puedes permitir perder. WeHolders no se responsabiliza por las pérdidas ocasionadas por la participación en las compañías, vehículos de inversión o activos que aparecen en este sitio web.

    ¿Más info? Contacta con nosotros



    Acepto las condiciones de privacidad y LOPD de weholders.com

    Etiquetas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba
    Cerrar