Inversión en bolsa
Nueva

Análisis Completo de la Circular sobre Publicidad en Criptomonedas de la CNMV

>> Analizamos con detalle la Circular sobre Publicidad en Criptomonedas publicada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

>> Es la primera regulación sobre publicidad sobre criptomonedas del ámbito español. A la espera del reglamento MiCA (Markets in Crypto-Assets) de la Unión Europea.

📌Artículo realizado en colaboración de Nuria Lista Mateos, consultora de Comunicación y Asuntos Públicos. Ver su perfil en LinkedIn.

La Circular sobre Publicidad en Criptomonedas de la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV), y el Ministerio de Asuntos Económicos, llevaban algún tiempo tras la pista de las campañas de publicidad de criptoactivos. Hace más de tres años, en febrero de 2018, la CNMV ya alertó de que las criptomonedas no estaban respaldadas por un banco central y desde entonces, no han perdido la pista al mundo de los activos digitales.

Por ese motivo, el pasado 6 de febrero, el Banco de España, emitió un comunicado alertando de la elevada volatilidad de las divisas digitales, así como del “aumento significativo de la publicidad, en ocasiones agresiva, para atraer inversores”.

Criptomonedas Bitcoin Ethereum

Justamente una semana después, la firma Bit2Me desplegó en Madrid una campaña publicitaria de 800 carteles promocionando el Bitcoin, algo que puso a la CNMV aún más en alerta, tanto que incluyó a Bit2Me en un documento con el que pretendía informar de lo que la CNMV considera entidades que “no cuentan con ningún tipo de autorización ni están registradas a ningún efecto en la CNMV y que podrían estar realizando algún tipo de actividad de captación de fondos o prestando algún servicio de naturaleza financiera”. Un documento con una lista en la que también estaba otro de los gigantes del sector cripto como es Coinbase.

La maquinaria del Gobierno parecía haberse acelerado, así que el 12 de marzo, el Consejo de Ministros dio el visto bueno a que la CNMV pudiese controlar los anuncios de criptoactivos con carácter inmediato. Concretamente, fue mediante el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19, donde se introdujo un nuevo artículo, el artículo 240 bis de la Ley del Mercado de Valores (LMV). El objetivo de este artículo es reforzar el marco legal de protección de los ciudadanos e inversores respecto a la publicidad de instrumentos y activos financieros digitales.

La regulación actual española permite que la CNMV tenga poder sobre gestoras de fondos, así como brókeres y bancos que ofrezcan bonos, renta variable, fondos de inversión y productos derivados o estructurados, de modo que tiene la potestad de solicitar rectificaciones o el cese de la actividad publicitaria en un plazo de tres días, aunque no sea de una entidad que esté bajo su supervisión. 

Desde el 5 de abril y hasta el 16 del mismo mes, la CNMV, puso en funcionamiento una consulta pública previa para aquellos que quisiesen manifestarse y expresar sus conclusiones respecto a esto. Una consulta que afirman se ha tenido en cuenta para la elaboración de este último borrador publicado. Finalmente, el pasado 14 de junio, la CNMV emitió el borrador de la circular pública, la cual lo habilita como organismo supervisor de los “mecanismos y procedimientos de control que se aplicarán” a la publicidad de las criptomonedas en España.

¿Qué dice la Circular sobre Criptomonedas de la CNMV?

La Circular, que como hemos puntualizado de momento es un borrador, afirma que “las impactantes revalorizaciones de algunos criptoactivos han aumentado su atractivo como inversión, que se ha venido intensificando por las numerosas campañas publicitarias que han podido incitar a inversores minoritarios a invertir en estos nuevos activos sin disponer de información suficiente sobre su naturaleza y los riesgos que conllevan”, motivo por el cual se ha decidido poner esta norma regulatoria.

Puntualiza que esta, no es una norma que sea aplicable sobre los productos de criptomonedas, ni tampoco sobre sus proveedores, simplemente se trata de una indicación sobre cuáles son las normas o requisitos que se establecen a partir de ahora para todo aquel que quiera hacer actividad publicitaria sobre las criptodivisas.

Algunos puntos importantes sobre la Circular  que hay que tener en cuenta son:

  • Por supuesto, además de esta norma, la publicidad de criptomonedas tiene que cumplir lo que se establece para toda acción publicitaria en España, que se recoge en la Ley 34/1988 General de Publicidad, la Ley 3/1991 de Competencia Desleal y demás normas reguladoras de la publicidad.
  • Se ha establecido un periodo en el que, todos aquellos interesados que así lo consideren, podrán enviar observaciones. Concretamente podrán hacerlo hasta el próximo 31 de agosto, remitiendo los comentarios al correo electrónico fintech@cnmv.es. Unos comentarios que serán publicados tras esa fecha, salvo que se indique expresamente lo contrario por los interesados.

Algún despacho de abogado ya han hecho público sus comentarios al respecto por internet, y seguramente muchos expertos hagan lo mismo próximamente.

  • A partir del 31 de agosto se elaborará el texto de la Circular final, teniendo en cuenta los comentarios y observaciones que la CNMV haya podido recibir. La redacción final de la Circular fijará la norma definitiva para las competencias de la CNMV al respecto.

Análisis de la Circular sobre Criptomonedas de la CNMV

La Circular, cuyo contenido literal se puede consultar aquí, consta de siete normas, una disposición final y dos anexos.

Vamos a intentar analizar lo que dice al detalle.

¿Qué regula la Circular?

Pretende regular las campañas de publicidad que vayan dirigidas a más de 100.000 personas, las cuales son consideradas como campañas masivas. En el caso de ese tipo de campañas, lo que exige la CNMV es que tendrán que ser comunicadas (a la propia CNMV), al menos, 15 días antes de su puesta en marcha. Y en ese plazo, los 15 días posteriores, el organismo podrá parar la campaña si así lo considera.

De acuerdo con el documento colgado en la página web de la CNMV, los interesados en llevar a cabo una campaña publicitaria masiva, deberán entregar 15 días hábiles antes de iniciarla toda la información que se solicita, la cual será analizada y aprobada por el organismo si así lo considera.

¿A quién está dirigida?

  • La norma incluye a los proveedores de servicios sobre criptoactivos cuando realicen actividades publicitarias, así como cualquier otra persona física o jurídica que, ya sea por iniciativa propia o a través de terceros, realice una actividad publicitaria sobre criptoactivos.
  • La CNMV ha puesto el foco especialmente en las campañas publicitarias masivas, donde también entrarían en juego los Influencers, aunque no los menciona en ningún momento de forma explícita.
  • En la segunda norma, la CNMV deja bien claro que la regulación no estará solo dirigida a las tradicionales campañas de publicidad que se hacen en televisión, radio o prensa escrita. Se pondrá especial interés en Internet, especialmente en las redes sociales, donde más se publicitan estos activos digitales.
  • Se aplica de igual forma con vídeos patrocinados, según el número de seguidores que tenga quien emite el video.
Circular Publicidad Criptoactivos CNMV España

¿Qué tiene que incluir la información que se aporte a la CNMV?

  • Se deberá explicar detalladamente los criptoactivos objeto de la campaña o de los servicios de los cuales va a hacerse publicidad, así como la descripción del público objetivo de la campaña.
  • Habrá que añadir además una completa relación de los soportes publicitarios y medios de comunicación que quieren ser utilizados en esta campaña para su difusión.
  • También se incluirá información detallada y clara sobre todas las piezas publicitarias, añadiendo un ejemplar de todas las piezas que se pretendan emitir con distinto mensaje. Habrá que incluir las aclaraciones o advertencias legales que tengan las piezas, así como el formato en el que se van a emitir (anuncio en televisión, banner…). Todo ello en el formato original o en formato electrónico. Un formato que le permita a la CNMV poder reproducir o visualizar el contenido.
  • Recomendable añadir cualquier otro detalle que se pueda aportar al respecto de la campaña, de modo que la CNMV no solicite más información.

¿Cómo debe ser la publicidad de criptomonedas según la CNMV?

  • La publicidad debe ser ”clara, equilibrada, imparcial y no engañosa”. Señala además que, en caso de utilizar adjetivos superlativos o diminutivos, “deberá basarse en factores o datos objetivos y verificables que permitan acreditarlo«.
  • Debe recoger todos los riesgos del producto y, en el caso de dar información sobre el coste o rentabilidad de un criptoactivo, esos datos deben ser completos, exactos y actualizados.  
  • También deberá incluir un mensaje de advertencia, con un tipo de letra legible y en un espacio lo suficientemente visible. Este mensaje será “Los criptoactivos no están regulados, pueden no ser adecuados para inversores minoristas y perderse la totalidad de la inversión”.
  • No será válido que este mensaje aparezca en la letra pequeña del final del anuncio. Tiene que tener un «formato y posición que garantice su relevancia dentro de la pieza publicitaria” y no debe incluirse como información secundaria o en notas a pie de página.
  • Estas advertencias deberán ocupar como mínimo la quinta parte del anuncio.
  • Si la publicidad se hace en formato de audio o vídeo, la duración de la advertencia no deberá ser inferior al 20% de la duración de la pieza o a ocho segundos, lo que sea más breve.
  • En caso que la pieza de audio o vídeo tenga más de 60 segundos de duración total, la advertencia se pondrá tanto al principio como al final de la misma. Si son piezas inferiores a 60 segundos, el mensaje de advertencia deberá insertarse al final de la misma.
  • Además, la empresa o persona que hace la publicidad estará obligada a ofrecer un enlace donde los consumidores puedan acceder a un informe detallado de los riesgos que tiene la inversión en estos activos que está publicitando, bajo la advertencia de “Este enlace explica los riesgos detallados de su inversión. Importante leer”.
  • Si el medio utilizado para emitir la pieza publicitaria sólo permite una pequeña indicación, ha de hacerse entonces una clara referencia a ese sitio en el que se puede encontrar el resto de la información.
  • Esta comunicación enlazada deberá tener «un lenguaje sencillo y fácil de comprender» y sin información sesgada o ambigua sobre las inversiones. Detalles claros y objetivos.
  • En caso de que se traten de informaciones periodísticas patrocinadas, tiene que indicarse, desde el comienzo de la pieza de publicidad que se pretende emitir, que se trata de una comunicación comercial.
  • La CNMV quiere que se limiten las alusiones a «elevadas rentabilidades pasadas». En caso que se eligiera un periodo de tiempo concreto para informar de una gran revalorización obtenida, se debería notificar tanto el periodo anterior como el posterior donde se hubiera podido observar una depreciación. Eso sí, no se detallarán rentabilidades para periodos menores de un año.
  • Deberá indicarse claramente que las rentabilidades pasadas de las inversiones de esa publicidad, no constituyen un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Con esto la CNMV pretende que los clientes sepan que la evolución en el pasado del producto no debe servir para el futuro ni basarse en ello como guía.
  • La CNMV prohíbe también que se incluya en las piezas publicitarias, cualquier mensaje con respecto a la limitación de responsabilidades de la empresa sobre el contenido, es más, hará a la empresa responsable del cumplimiento de la norma, cuando reenvíe comunicaciones hechas por terceros en redes sociales, aun cuando la empresa no haya generado ese contenido.

¿Qué o quienes quedan excluidos de la aplicación de esta Circular?

  • Quedan excluidos todas aquellas publicaciones sobre criptoactivos que emitan los analistas o comentaristas independientes y que no estén patrocinadas o promocionadas. También se excluirían los denominados “White papers”, así como todas aquellas publicaciones que puedan ser consideradas recomendaciones de inversión ofrecidas por profesionales certificados.
  • También están excluidas las monedas digitales que “sean exclusivamente un medio de pago” y los tokens no fungibles (NFT).

Sanciones

  • En caso de no cumplirse estas normas, la CNMV podrá imponer sanciones legales y monetarias tanto a las empresas como a las personas que hagan la publicidad.
  • Estas sanciones, podrían rondar el triple del beneficio bruto obtenido por la campaña publicitaria, el 2% de los recursos propios de la entidad infractora, o hasta €30.000 de multa en caso de tratarse de una infracción media, algo que considerará y valorará la CNMV.
  • En todos los casos, “la CNMV podrá informar a los sujetos obligados de los desajustes que aprecie en su actividad publicitaria y requerir el cese de la publicidad o su oportuna rectificación”.
  • Además, la CNMV se reserva la capacidad de solicitar una comunicación previa de cualquier campaña comercial si así lo considera.
  • Si considera que la campaña publicitaria no cumple con las normas establecidas, se lo comunicará debidamente a la empresa o persona que hace la campaña. Una vez comunicado, la empresa o persona tendrá un plazo máximo de dos días para cumplir con las exigencias o, en su caso, alegar en contra de sus requerimientos con la información que sea necesaria.
  • En caso que la CNMV pida más información o datos que no se hayan incluido en lo enviado, tanto las empresas como las personas que hacen la campaña, tendrán cómo máximo tres días para entregar la información solicitada.  

El futuro: la normativa de la UE – MiCA

Por otro lado, la Comisión Europea sigue negociando la regulación de los criptoactivos que pretende estar lista lo antes posible.

Se hará mediante el reglamento MiCA (Markets in Crypto-Assets), que pretende establecer un marco normativo tanto para la emisión como para los proveedores de servicios. El propósito es generar seguridad jurídica tanto en el tratamiento de los criptoactivos, como en la regulación de los servicios y los proveedores, siempre protegiendo tanto al consumidor como al inversor, ya que es un mercado que no está tratado por la legislación financiera de la Unión Europea.

De momento, la MiCA define criptoactivo como una “representación digital de valor o derechos, que puede ser trasferida o almacenada electrónicamente a través de tecnologías de registro distribuido u otras tecnologías similares”, una definición que no ha gustado a todo el mundo.

En principio, la MiCA regulará:

  • Utility token
  • Tokens referenciados a activos
  • Token de dinero electrónico o e-money token
  • Prestadores de servicios de criptoactivos
  • Proveedores de servicios de custodia o acceso a criptoactivos;
  • Plataformas de cambio de criptoactivos, ya sean exclusivamente de criptoactivos o de criptoactivos y divisas de curso legal
  • Proveedores de servicios de ejecución de órdenes de compra de criptoactivos
  • Proveedores de servicios de emisión de criptoactivos
  • Proveedores de servicios de recepción y transmisión de órdenes relacionadas con criptoactivos
  • Asesoramiento en criptoactivos
  • Pagos de tokens referenciados a activos
Normativa MiCa UE Unión Europea sobre Criptomonedas

Quedarán excluidos de la regulación MiCA, los criptoactivos emitidos por bancos centrales y los security tokens, los cuales pueden considerarse un instrumento financiero. Además, se pretende permitir que las instituciones bancarias ofrezcan servicios basados ​​en criptomonedas, ya que cumplen los requisitos que se van a exigir para poder hacerlo.

La última actualización de la normativa, que no será la última, ha designado al Banco de España y a la CNMV como supervisores en España del mercado de las criptomonedas, no será así en el caso de las herramientas criptográficas en la UE, de cuya supervisión se encargará directamente el Banco Central Europeo (BCE).

Además, en esta última actualización se ha dejado claro que las firmas que presten servicios de criptomonedas en la UE, deberán tener su sede en la UE.

Será una versión actualizada y mejorada del borrador inicial que se acordó el septiembre pasado, y la idea es que la MiCA esté lista, tras su propuesta y debate, a finales de este 2021 o como máximo, inicios de 2022.

Lo que no queda claro aún es si, gracias a la MiCA, habrá por fin una definición clara y precisa de criptomoneda por parte del BCE, que ha instado tanto al Parlamento como a la Comisión Europea a que clarifique la definición para evitar las diferentes interpretaciones que inundan el mercado hoy en día.

Te puede interesar…

Analisis Ley Bitcoin El Salvador

    ¿Más info? Contacta con nosotros



    Acepto las condiciones de privacidad y LOPD de weholders.com

    Etiquetas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba
    Cerrar